Economía mundial y COVID-19. La crisis en marcha