Las farmacéuticas quieren ganancias multimillonarias, pese a la pandemia